EL PROFETA LOT

EL PROFETA LUT

La paz sea con el



Lut- quien, como Hud y Salih, también descendió de Sem el hijo de Nuh- era sobrino de el profeta Ibrahim, la paz sea con ellos. Y después de que el rey Nimrud había tratado de quemar y matar a Ibrahim, los dos profetas viajaron de Babilonia a la tierra santa: Y a él (Ibrahim) y a Lut los pusimos a salvo en la tierra que habíamos hecho bendita para todos los mundos. (21-70).

A la gente que fue mandado Lut eran los primeros en practicar desviaciones sexuales en la historia de la humanidad. A esta gente todo el mundo los conoce como Sodoma y Gomorra y vivían cerca de lo que ahora se conoce como el Mar Muerto. Fue por sus desviaciones sexuales que fueron destruidos:

La gente se negó a los enviados (de ALLAH). Cuando su hermano Lut les dijo: ¿No vais a temer? Yo soy para vosotros un mensajero fiel; así pues temed a ALLAH y obedecedme. No os pido ningún pago a cambio; mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

¿Vais a todos los varones del mundo dejando las esposas que ALLAH creó para vosotros? Sois gente que excede los límites. Dijeron: Si no te detienes, Lut, te encontrarás entre los expulsados.

Dijo: Yo soy de los que aborrecen lo que hacéis. ¡Señor! Líbrame a mí y a mi familia de lo que hacen. (26.160-169).

Y también: Y Lut, cuando dijo a su gente: Estáis cometiendo una indecencia que ninguna criatura ha cometido antes. ¿Cómo podéis buscar a los hombres, asaltar los caminos y hacer cosas reprobables en vuestras reuniones? Pero la única respuesta de su gente fueron las palabras: Tráenos el castigo de ALLAH si es verdad lo que dices. Dijo: ¡Señor mío! Ayúdame contra la gente corrupta. (29.27-30).

Algunos ángeles- que primero visitaron a Ibrahim para informarle que su esposa Sarah iba a tener a luz a Ishaq, aun cuando los dos ya eran muy viejos- después fueron mandados a Lut para informarle lo que le iba a pasar a su gente: Y cuando llegaron los mensajeros a la familia de Lut. Dijo: Sois unos desconocidos. Dijeron: Por el contrario venimos a ti con lo que ellos ponen en duda. Te hemos traído la verdad y somos ciertamente veraces. Así pues, sal durante la noche con tu familia y guárdales la espalda y que ninguno de vosotros se vuelva a mirar. Id a donde se os mande.

Y le inspiramos este mandato: Cuando amanezca será eliminado hasta el último de ellos. Y llegaron los habitantes de la ciudad alborozados. Dijo: Estos son mis huéspedes, no me deshonréis. Temed a ALLAH y no me entristezcáis. Dijeron: ¿Acaso no te hemos prohibido que hospedes a nadie? Dijo: Aquí tenéis a mis hijas si habéis de hacerlo. (15.61-71).

Estas gentes eran tan arrogantes e ignorantes que querían a los huéspedes de Lut para su propia satisfacción: Y cuando Nuestros mensajeros llegaron a Lut, éste se apenó por su causa, su pecho se estrechó y dijo: Este es un día crítico. Su gente, que antes había estado cometiendo maldades, acudió a él apresuradamente; dijo: ¡Gente mía! Aquí tenéis a mis hijas, ellas son más puras para vosotros, así pues temed a ALLAH y no me causéis tristeza con mis huéspedes.

¿Es que no hay entre vosotros ni un solo hombre rectamente guiado? Dijeron: Ya sabes que no tenemos ninguna necesidad de tus hijas y sabes lo que realmente queremos. Dijo: Ojalá tuviera fuerza contra vosotros o un fuerte apoyo al que recurrir. Dijeron: ¡Lut! Somos mensajeros de tu Señor y no podrán acceder a ti. Sal con tu familia en el seno de la noche y que ninguno de vosotros se vuelva a mirar; sólo lo hará tu mujer, pues a ella le va a suceder lo que a ellos; y su cita es el alba. ¿Acaso no está el alba cercana? (11.76-80).

Y también: Y cuando se presentaron Nuestros emisarios, Lut se entristeció a causa de ellos y se angustió. Le dijeron: No temas ni te entristezcas pues en verdad nosotros vamos a salvarte a ti y a tu familia con la excepción de tu mujer, que será uno de los que se queden atrás.

Vamos a hacer que baje un castigo del cielo contra los habitantes de esta ciudad por haberse pervertido. (29.33-34).

Todo paso como había sido prometido- y así como la gente de A'ad fue destruida por un tremendo viento, y la gente de Zamud fue destruida por un tremendo relámpago, la gente de Lut fue destruida por granizo de piedras de fuego: ¡Por tu vida! Que estaban perdidos en su ceguera. Y el grito los agarró a la salida del sol. Pusimos lo de abajo arriba e hicimos que cayera sobre ellos una lluvia de piedras de arcilla.

Realmente en eso hay signos para los que observan. (15.72-75).

Y también: Cuando llegó Nuestro mandato pusimos lo de arriba abajo e hicimos llover sobre ellos piedras de arcilla una sobre otra, asignadas junto a tu Señor lejos. Y no están lejos de los injustos. (11.81-82).

Y también: La gente de Lut no tomó en serio las advertencias. Y enviamos contra ellos una pedrisca de la que fue librada la familia de Lut, a los que salvamos al amanecer como una gracia de Nuestra parte; así es como pagamos a quien es agradecido.

Ya les había advertido de Nuestra furia, pero ellos dudaron de las advertencias. Intentaron seducir a sus huéspedes y cegamos a sus ojos. ¡Gustad Mi castigo y Mi advertencia! Y les llegó por la mañana un castigo permanente. ¡Gustad de Mi castigo y Mi advertencia! (54.33-39).

Y también: Y lo salvamos a él y a su familia, a todos, menos una vieja que fue de los que se quedaron. Luego aniquilamos a los demás. E hicimos caer sobre ellos una lluvia. ¡Qué mala lluvia la de los que han sido advertidos!

Realmente ahí hay un signo. La mayoría de ellos no eran creyentes. Es verdad que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo. (26.170-175).

La historia de Lut también es mencionada en Surah al-Araf en los siguientes ayat: Y Lut, cuando dijo a su gente: ¿Estáis cometiendo la indecencia que nadie antes en los mundos ha cometido? ¿Vais a los hombres con deseo, en vez de a las mujeres? Realmente sois una gente desmesurada.

Pero la única respuesta de su gente fue decir: ¡Expulsadlos de vuestra ciudad, son gentes que se tienen puros! Y lo salvamos a él y a su familia con la excepción de su mujer, que fue de los que se quedaron atrás.

E hicimos que les cayera una lluvia. ¡Mira cómo acabaron los que hicieron el mal! (7.79-83).

Y también en Surah an-Naml en estos ayah: Y Lut, cuando le dijo a su gente: ¿Os entregáis a la aberración a pesar de que lo veis? ¿Cómo es que buscáis con deseo carnal a los hombres en vez de a las mujeres? Realmente sois un pueblo de ignorantes.

Pero la única respuesta de su gente fue decir: ¡Expulsad a la familia de Lut de vuestra ciudad! Es gente que se purifica. Lo salvamos a él y a su familia con la excepción de su mujer, para la que habíamos decretado que estaría con los que se quedaron atrás.

E hicimos caer sobre ellos una lluvia. ¡Qué pésima lluvia la de los que fueron advertidos! (27.56-60).

El hecho de que la esposa de Lut no era creyente era un ejemplo de cómo ALLAH probo a todos sus profetas, que ALÁH este complacido con ellos, la prueba no solo era con la gente al que no les agradaban si no también con la gente que los amaba. La esposa de Lut por ser de los que no creían fue destruida. Esto también nos sirve para acordarnos que nosotros también vamos a ser probados de la misma manera por que va haber gente que nos odie y gente que nos quiera. ALLAH dice en el Corán:

ALLAH les pone un ejemplo a los que se niegan a creer: La mujer de Nuh y la mujer de Lut, ambas estuvieron bajo dos de nuestros justos y ambas los traicionaron. Pero no les sirvió de nada ante ALLAH y se dijo: Entrad en el Fuego en compañía de los que han de entrar. (66:10).

Así como otras civilizaciones mas viejas que fueron destruidas por desobedecer a ALLAH, las ruinas de la gente de Lut todavía se pueden ver:

Y Lut que fue uno de Nuestros enviados, cuando lo salvamos a él y a todos los de su familia con la excepción de una vieja que fue de los que se quedaron atrás. Luego, aniquilamos a los demás. Vosotros pasáis sobre ellos (las ruinas) mañana y noche. ¿Es que no vais a entender? (37.133-138).

Aun hoy en día el Mar Muerto, que esta cerca de donde vivían la gente de Lut, se conoce en Árabe como al-Bahr Lut- el Mar de Lut. Quienquiera que viaje allí todavía queda sorprendida de la escena de completa desolación, aunque no toda la gente se da cuenta de lo que paso allí hace tantos siglos:

Y ella (la ciudad) se hallaba en un camino que aún subsiste. En eso hay un signo para los creyentes. (15.76-77).

Y también:

Es verdad que hicimos de ella un signo claro para la gente que entendiera. (29.35).

Así como con los profetas que vinieron antes de él, el mensaje de la historia de Lut es claro: Y a Lut le dimos juicio y conocimiento; y lo salvamos de la ciudad que cometía obscenidades. Realmente era gente de mal que se había salido de la obediencia.

Y le hicimos entrar en Nuestra misericordia; es cierto que era de los justos. (21.73-74).



Atrás Principal Adelante