Prólogo del autor

Prólogo del autor, Imam Al-Nawawî



En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso. La alabanza es para Allah, el Uno, el Dominante, el Fuerte Y el Indulgentísimo. Aquel que hace entrar la noche en el día, recuerdo para los dotados de corazón y de profunda visión e ilustración para los dotados de intelecto y reflexión. Aquel que ha despertado de Su creación a quienes ha elegido y no han hecho de la vida de acá su meta, ya que han estado ocupados en la observancia y continuidad de sus firmes ideas y acciones y aferrados a la exhortación y recuerdo de Allah, Quien les ha ayudado en la persistencia, en la seriedad y obediencia y a prepararse para la vida continuada del Jardín, y con la precaución y el cuidado de no caer en aquello que conduce al Fuego, preservándowe de ello en las diwtintas fases y cambios de estado por los que se atraviesa en la vida.

Mi alabanza más grande y pura para Allah, aquella que abarca e incrementa y atestiguo que no hay dios sino Allah, El Bondadoso, El Generoso, El Compasivo, El Misericordiosísimo y atestiguo que Muhammad es Su mensajero, Su amado y amigo sincero, el guiado al camino recto, el que llama a un camino sólido y auténtico. Que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él y sobre el resto de los profetas y sus familias y sobre todos los demás hombres rectos.

Y dijo Allah, ensalzado sea, en Su sagrado Corán: "Y no he creado a los genios y al hombre sino para que me adoren y no quiero ninguna otra cosa de ellos, ni provisiones ni alimentos".

Y esto es una aclaración rotunda del fin para el que han sido creados y a ellos (los genios y los hombres) corresponde por consiguiente la observación y el cumplimiento de aquello para lo que han sido creados, apartándose de lo innecesario en esta vida mediante la sobriedad y la austeridad. Pues 2ciertamente es efímera y pasajera y no continua y permanente.

Y por esto los más versados de entre la gente son los que se postran y los más dotados de intelecto son los de vida austera. Dijo Allah, ensalzado sea:

"El ejemplo de lo efí?mero de este mundo es como el agua que hemos hecho caer del cielo y se mezcla con las plantas de la tierra, de las que comen hombres y animales y adornan y embellecen la tierra; cuando los hombres piensan que ya son capaces de obtener sus frutos, entonces llega el decreto de Allah, ya sea de noche o de día, y la deja totalmente desierta, como si el día anterior no hubiese habido nada. De esta forma explica Allah Sus signos para las gentes que reflexionan."

Y los signos de Allah mencionados en el Corán en este sentidowon muchos.

Y dijo bien el poeta:

"Realmente Allah tiene esclavos de rango elevado que rechazaron esta vida por el temor de la Prueba de Allah. Pues reflexionaron en ella y cuando supieron que no era <%3>el lugar en el que iban a permanecer siempre, la entendieron como un mar<%2> donde las buenas acciones son los barcos que surcan."

Y a esta situación se dice como la he descrito y nuestras formas y modos de comportamiento son aquellos para los que hemos sido creados. Con todo esto, es necesario afirmar rotundamente que todo hombre libre dotado de razón siga el camino de los elegidos y camine por la senda de los dotados de intelecto y visión y se encamine por aquello que he mencionado y se interese por lo que he llamado la atención.

Y el más recto y acertado de los caminos para él es aquel que sigue, conforme a la transmisión auténtica y veraz, a nuestro Profeta, el mejor y más noble de los hombres, tanto anteriores como posteriores. Que las bendiciones y la paz de Allah sean sobre él y también sobre el resto de los profetas.

Dijo Allah, ensalzado sea:

"Y colaborad estrechamente en el bien y la obediencia" (La mesa servida).

Y se transmitió del Enviado de Allah, la paz sea con él, que dijo:

"Y Allah acude en ayuda de su esclavo mientras que éste acude en ayuda de su hermano."

Y dijo:

"Quien incita al bien tiene la recompensa del que lo hace."

Y dijo:

"Quien llamó al camino recto obtuvo la misma recompensa que aquellos que lo siguieron."

Y dijo Ali, que Allah esté complacido con él:

"Por Allah que si Él dirige a un solo hombre a través de ti, es mejor que un camello de pura raza."

Por todo ello he visto necesario reunir un compendio de Hadices de categorí?a autentificada (Sahih), de forma que tal conjunto constituye en sí mismo un camino hacia el Jardí?n para su fiel seguidor, consiguiendo una formación interna y externa, juntándose en esta noble colección de Hadices la práctica de las diferentes normas de conducta; como pueden ser: los Hadices acerca de la sobriedad, formación del carácter, purificación de los corazones y su tratamiento, empleo de los miembros del cuerpo y la corrección de sus defectos, así como los que persiguen otros objetivos. Y procuro fielmente en este libro no mencionar un Hadiz que no sea correcto y por lo tanto acreditado y recopilado por los libros más conocidos como Al Bujari y Muslim entre otros. Y comenzar los capítulos con algunos signos o aleyas del Corán poderoso. Y ceñirme a la aclaración de todo aquello que necesite de precisión adecuada o la explicación de algún significado oculto. Y cuando digo al término de un Hadiz: "Muttafaqun alaihi" quiere decir relatado por Al Bujari y Muslim en sus respectivas colecciones de Hadices conocidos.

Y ruego, si llega al término este libro, que sea para aquel que lo observe cuidadosamente un conductor hacia el bien y las buenas acciones y que le sirva de barrera de protección de las malas acciones y de todo aquello que conduce a la perdición. Y yo pido a mi hermano lector, beneficiándome de él, que haga ruegos y peticiones a Allah por mí y por mis padres, por mis maestros y por el resto de mis más queridos allegados y por todos los musulmanes en general. Y en Allah deposito mi confianza y Él es suficiente para mí y el mejor protector. Y no hay fuerza ni poder excepto por Allah, el Poderoso, el Sabio.


 

Imám Al-Nawawî

Atrás Principal Adelante