Del emprendimiento de las buenas acciones Los Jardines de los Justos

 

Del emprendimiento de las buenas acciones
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

 Capítulo X



Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Emprended las buenas acciones."

(La vaca /148).

"Y corred en busca del perdón de vuestro Señor y del Jardín preparado para los temerosos, cuyo ancho son los cielos y la tierra."

(La familia de Imrán /133)


Hadiz:

 

1. 87.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Emprended acciones virtuosas y no retrasadlas. Pues se avecinan grandes pruebas como una parte de la noche oscura. Amanecerá el hombre creyente y anochecerá incrédulo; y anochecerá creyente y amanecerá incrédulo. Venderá su Din por los bienes efímeros de este mundo."

Lo relató Muslim.

 

2. 88.

  De Abu Sirua Uqba Ibn Al Hariz, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Hice la oración de la tarde tras el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, en Medina y cuando concluyó con el saludo, se levantó rápidamente, cruzando por entre las filas de gente, para ir a alguna de las casas de sus mujeres. La gente se asustó al ver tanta prisa.

Después dijo al ver que se habían quedado asombrados por su rapidez: ‘Recordé que tenía algo de oro para repartir de una sádaqa y temí que quedara largo tiempo allí. Así pues, corrí a repartirlo enseguida’."

Lo relató Al Bujari.

3. 89.

  De Yabir, Allah esté complacido con él, que:

"Un hombre preguntó al Profeta, Allah le bendiga y le de paz, el día de la batalla de Uhud:

‘¿Sabes dónde estaría yo si me mataran?’

Dijo: ‘En el Jardín.’

Así que, arrojó unos dátiles que tenía en su mano y corrió a luchar hasta que cayó muerto."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

4. 90.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Vino un hombre al Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y le dijo:

‘¿Oh Mensajero de Allah, cuál sería la mejor de las sádaqas en cuanto a su recompensa?’

Dijo: ‘Es aquella que das mientras estás sano, eres celoso y previsor con el dinero, temes la pobreza y ambicionas la riqueza. Y no la retrases hasta tal punto que se aproxime tu hora y digas ‘para fulano esto, para zutano esto’. Y ya de hecho es para ellos’[1]."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

5. 91.

  De Anas, Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, cogió una espada el día de la batalla de Uhud y dijo:.

"¿Quién me coge esta espada?’

Y todos extendieron sus brazos, diciendo cada uno de ellos: ‘Yo, yo.’

Dijo: ‘¿Pero quién la coge para darle su derecho?’

Se detuvo entonces la gente y dijo Abu Duyana, Allah esté complacido con él: ‘Yo la cogeré para darle su derecho.’

Así que la cogió y cortó con ella las cabezas de los incrédulos asociadores."

Lo relató Muslim.

6. 92.

  De Zubair Ibn Adi, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Fuimos a Anas Ibn Malik, Allah esté complacido con él, y nos quejamos del trato que recibíamos del Hayyay[2]. Y dijo:

‘Tened paciencia. Pues, no ha habido ningún tiempo al que no le haya seguido otro peor, hasta que lleguéis al encuentro de vuestro Señor.

Y esto lo he oído de vuestro Profeta, Allah le bendiga y le de paz’."

Lo relató Al Bujari.

7. 93.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Emprended las buenas obras antes de que os lleguen asuntos que os las impidan: como una pobreza acuciante que os impida realizar una obra benéfica; o una riqueza de abusos y excesos que os entretenga en asuntos mundanales; o una enfermedad que os deje incapacitados para hacer algo; o una vejez que desvaría; o una muerte repentina; o lo peor que se puede esperar, el Anticristo; o lo que es más amargo, la Hora."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

Dijo Al Albani: Hadiz Daíf.

8. 94.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, dijo el día de la batalla de Jaibar[3FALTA]:

"Daré esta bandera al hombre que ame a Allah y a Su Mensajero, y Allah le dará la victoria por él.

Dijo Umar, Allah esté complacido con él: ‘No he deseado tanto el emirato como ese día. Así pues, me moví y me alcé para que me viera y me la diera.’

Pero llamó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, a Ali Ibn Abu Talib, Allah esté complacido con él, y se la dio diciéndole: ‘Camina y no te des la vuelta hasta que Allah no te de la victoria.’

Caminó Ali y un poco después se detuvo sin darse la vuelta y gritó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Para qué combato a la gente?’

Dijo: ‘Combátelos hasta que atestigüen que no más dios que Allah y que Muhammad es su Mensajero. Y si lo hacen así, estarán a salvo de ti en cuanto a su sangre y su riqueza, excepto que no cumplan con su obligación, como el zakat. Y Allah les hará la cuenta’."

Lo relató Muslim.


Notas del Capítulo X

[1] Se ha dicho que se refiere a la herencia.

[2] Nombre de un gobernador cruel.

Atrás Principal Adelante