Del esfuerzo y la lucha contra el propio yo Los Jardines de los Justos

Del esfuerzo y la lucha contra el propio yo
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

 Capítulo XI



Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Y a los que han luchado por Nosotros, los guiaremos a Nuestros caminos. Y realmente Allah está con los bienhechores."

(La Araña /69).

"Y adora a tu Señor hasta que te llegue la certeza."

(Al Hiyr /99)

"Recuerda a tu Señor y dedícate plenamente a Él."

(El Arrebujado /8).

"Pues quien haga el peso de una brizna de bien, lo verá."

(El Terremoto /7).

"Aquello que ofrezcáis a vosotros mismos de bien, lo encontraréis ante Allah con mejor y mayor recompensa."

(El Arrebujado /20).

"Ciertamente, Allah es conocedor de todo aquello que gastáis en buenas acciones."

(La Vaca / 273).


Hadiz: 

 

1. 95.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

Dijo Allah, Altísimo sea:

‘A quien se enemistó con un walíallah, le haré saber que está en guerra conmigo. Y no se Me ha acercado mi siervo por nada tan querido para Mí, como es el cumplimiento de aquello que le he hecho obligatorio. Y continúa mi siervo acercándose a Mí con acciones voluntarias hasta que es querido por Mí. Y si quisiera, Yo sería su oído con el cual oiría; y su vista con la que vería; y su mano con la que trabajaría por el bien; y sus piernas con las que andaría. Y lo que me pidiera, se lo daría. Y si buscara refugio en Mí, Yo se lo daría’."

Lo relató Al Bujari.

 

2. 96.

  De Anas, Allah esté complacido con él, que el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, en lo que transmitió de su Señor, Poderoso y Sublime, dijo:

"Si se acerca a Mí el siervo un palmo, Yo me acerco a él un codo. Y si él se acerca a Mí un codo, Yo me acerco a él dos codow a la vez. Y si viene a Mí andando, Yo voy a él corriendo."

Lo relató Al Bujari.

3. 97.

  De Ibn Abbas, Allah esté complacido con los dos, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, dijo:

"Muchos hombres no utilizan bien dos buenos estados que Allah les ha concedido: la salud y el ocio."

Lo relató Al Bujari.

4. 98.

  De Aisha, Allah esté complacido con ella, que dijo:

"El Profeta, Allah le bendiga y le de paz, solía permanecer de pie en oración por la noche, hasta que se le agrietaban los pies.

Y le dije: ‘¡Oh Mensajero de Allah! No hagas eso, si Allah te ha perdonado tanto tus faltas anteriores como posteriores.’

Dijo: ‘¿Es que no voy a ser un siervo agradecido?’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

5. 99.

  De Aishah, Allah esté complacido con ella, que dijo

"Cuando venían las diez últimas noches de Ramadán, el Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz, las revivificaba. Despertaba a su familia. Y se aprestaba seriamente para la tarea, intensificando en esos tiempos de favor especial las rectas acciones."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

6. 100.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz, dijo:

"El creyente fuerte es mejor y más querido por Allah que el débil y en cualquiera de ellos hay bien. Observa celosamente aquello que te reporta un beneficio. Pide la ayuda de Allah y actúa previsoramente. Y una vez que te haya sucedido algo, no digas ‘si hubiera hecho esto o aquello’. Pero sí, di: ‘Allah lo ha decretado y así lo ha querido’. Pues el decir ‘si hubiera o hubiese’ propicia la ocasión de shaitán con el susurro."

Lo relató Muslim.

7. 101.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz

"Las pasiones y los apetitos que sobrepasan los límites permitidos, son el velo tras el cual está el Fuego. Y la paciencia ante la desgracia y la entrega total a los mandatos de Allah, son el velo tras el cual se esconde el Jardín."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


8. 102.

  De Abu Abdullah Hudaifa Ibn Al Yaman, Allah esté complacido con los dos, que dijo:

"Una noche recé una oración voluntaria con el Profeta, Allah le bendiga y le de paz. Empezó recitando la sura de La Vaca y pensé que concluiría a las cien ayat. Pero siguió. Así que pensé que terminaría con la sura completa. Pero siguió y empezó a recitar la sura de Las mujeres, luego la de Ali Imran, pronunciando lenta y correctamente. Y siempre que llegaba en la recitación a una glorificación, glorificaba a su Señor; y si llegaba a una petición, pedía a su Señor; o a un refugio y se refugiaba en Allah.

Después hizo la inclinación diciendo:

‘Subhana rabbi al adhim’.

‘(Gloria a mi Señ?or, el Inmenso)’.

Y fue su inclinación (Rukuu) tan larga como la posición anterior de pie.

Después dijo:

‘Samia allahu liman hamidah’.

‘(Allah escucha a quien le alaba)’.

‘ Rabbana wa lakal hamd’.

‘(Señor nuestro, para Ti es la alabanza)’.

Después estuvo de pie tan largo rato como el de la inclinación.

Y después se postró diciendo:

‘Subhana rabbi al ala’.

‘(Gloria a mi Señor, el Altísimo)’.

Y fue su postración tan larga como la posición anterior."

Lo relató Muslim.


9. 103.

  De Ibn Masúd, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Una noche recé con el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, la oración voluntaria (tahayyud) y la alargó tanto que pensé en un asunto feo. Le preguntaron: ‘¿Qué pensaste?’

Dijo: ‘Pensé sentarme y dejarlo’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

10. 104.

  De Anas, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz:

"Siguen al muerto tres cosas: su familia, su dinero y sus obras. Pero vuelven dos y queda una; vuelven su familia y su dinero. Y quedan sus obras."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

11. 105.

  De Abdullah Ibn Masúd, Allah esté complacido con él que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"El Jardín está más cerca de uno de vosotros que la correa de su sandalia. Y el Fuego lo mismo."

Lo relató Al Bujari.

12. 106.

  De Abu Firas Rabiah Ibn Kaab Al Aslami, criado del Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz. Y que era de As Suffa uno de los que estaban instalados al final de la mezquita y que no tenían vivienda por su pobreza, Allah esté complacido con él. Y dijo:

"Dormía con el Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz, y le solía traer el agua para la ablución y lo que necesitaba. Pues, me dijo:

‘¡Pídeme algo!’

Y yo le dije: ‘Pide a Allah que esté yo en tu compañía en el Jardín.’

Y dijo: ‘¿Pídeme otra cosa que no sea esa?’

Dije: ‘¡Nó, eso mismo!’

Dijo: ‘Ayúdame pues, en mis peticiones, orando tú con frecuencia’."

Lo relató Muslim.

 

13. 107.

  De Abu Abdulah y se dijo: Abu Abdurrahman Zauban, Allah esté complacido con él. Criado del Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz, que le oyó decir:

"Debes hacer la postración muchas veces. Ya que realmente, no hay una vez que hagas la postración para Allah, que no te eleve Él por ella un grado y te borre una falta’."[1]

Lo relató Muslim.

14. 108.

  De Abu Safuan Abdullah Ibn Busr Al Aslami, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y de paz:

"El mejor de entre la gente es aquel que tuvo una vida más larga siendo un bienhechor."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

 

15. 109.

  De Anas, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Estuvo ausente mi tío Anas Ibn An Nadri, Allah esté complacido con él, de la batalla de Badr, y dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah! Estuve ausente de la primera batalla en la que combatisteis a los idólatras. Si Allah me diera la oportunidad de combatirlos verías lo que soy capaz de hacer’. Pues cuando acaeció la batalla de Uhud[2] y abandonaron sus puestos los musulmanes y fueron derrotadow, dijo: ‘¡Oh Allah! disculpo ante Ti a mis compañeros por haber huído. Y estoy exento de lo que han hecho los idólatras (es decir, combatir al Mensajero).’

Dewpués se adelantó y se encontró con Saad Ibn Muadh y le dijo: ‘¡Oh Saad, juro por el Señor de la Kaaba que encuentro el olor del Jardín en este mismo lugar de Uhud!’

Dijo Saad: ‘¡No he podido hacer tanto como lo que ha hecho él!’

Dijo Anas: ‘Hemos encontrado en él más de ochenta golpes de espada o pinchazos de lanza o de flecha. Y hemos encontrado que, una vez muerto, lo han desfigurado los enemigos idólatras. Pues no lo ha reconocido nadie excepto su hermana que reconoció sus dedos.’

Dijo Anas: ‘Pensábamos que esta ayat fue revelada por su causa o por la de otros como él: ‘Hubo entre los creyentes hombres que hicieron realidad su pacto con Allah...’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


16. 110.

  De Abu Masúd Al Ansari, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Cuando fue revelada la ayat de la sádaqa hacíamos de porteadores para poder dar alguna nosotros. Entonces vino un hombre y dio una buena sádaqa. Y dijeron los hipócritas: ‘Lo ha hecho para que lo vean y hablen de él.’

Después llegó otro hombre y dio una sádaqa de cuatro puñados. Y dijeron: ‘Ciertamente Allah no necesita de estos cuatro puñados’. En ese momento descendió la ayat: ‘Aquellos que buscan defectos en la sádaqa de los creyentes que la ofrecen espontaneamente y como en la de quienes sólo con un gran esfuerzo’."[3]

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

17. 111.

  De Abu Dhar, Allah esté complacido con él que el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, relató de Allah, Altísimo sea, diciendo:

¡Siervos míos! Yo me he prohibido a Mí mismo la injusticia y también la he prohibido entre vosotros. Así pues, no seáis injustos unos con otros.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis extraviados excepto el que Yo he guiado. Así pues, pedidme que os guíe y Yo os guiaré.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis hambrientos excepto quien yo he alimentado. Así pues, pedidme el alimento y Yo os alimentaré.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis desnudos excepto quien Yo he vestido. Pedidme pues que os vista y Yo os vestiré.

¡Siervos míos! Ciertamente vosotros os equivocáis día y noche y Yo perdono todas las faltas. Pedidme pues que os perdone y Yo os perdonaré.

¡Siervos míos! Ciertamente vosotros no llegaréis a ningún mal que me perjudique ni bien que me beneficie.

!Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, tuvieseis el corazón como el más puro de vosotros, eso no haría aumentar un ápice Mi reino.

¡Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, tuvieseis el corazón como el más depravado de vosotros, eso no disminuiría un ápice Mi reino.

¡Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, os juntarais en un solo territorio para pedirme, le daría a cada uno lo que necesitara sin que por ello disminuyera lo que poseo, más de lo que disminuye el mar cuando la aguja se introduce en él.

¡Siervos míos! Estas son vuestras obras. Os he hecho la cuenta. Después os daré la recompensa por ellas. Quien encontró el bien que de alabanzas a Allah; y quien encontró el mal que no reproche a nadie sino a sí mismo."

Lo relataron Bujari y Muslim.


Notas del Capítulo XI

[1] Cuando más cerca está el siervo de su Señor es cuando está postrado, por ser una posición de humildad y sumisión total al Creador.

[2] Uhud: montaña cercana a Medina.

[3] Es decir que se burlan del que da poco porque es poco y del que da mucho dicen que es por engreimiento.

Atrás Principal Adelante