La obligatoriedad de la entrega absoluta a la ley de Allah

La obligatoriedad de la entrega absoluta a la ley de Allah, Altísimo sea
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

 Capítulo XVII



Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Por tu Señor que no creerán mientras no se rijan por tus leyes en las discusiones entre ellos. Y si dictaminas algo que no pongan reparos a tus veredictos y se entreguen a ellos enteramente."

(Las Mujeres /65)

"La palabra de los creyentes no es otra que, cuando son llamados a Allah y a Su Mensajero para que juzguen entre ellos, dicen: ‘Oímos y obedecemos’. Y esos son los triunfadores."

(La Luz /51)


Hadiz:

1. 169.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él; el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, dijo:

"No me preguntéis acerca de cuestiones que no os he mencionado, pues verdaderamente, lo que ha llevado a la perdición a vuestros predecesores ha sido su insistencia en preguntas innecesarias y los desacuerdos con sus profetas. Pues bien, si os he prohibido algo, apartaos de ello; y aquello que os he mandado, cumplidlo en la medida que podáis."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

2. 170.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Cuando descendió sobre el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, la ayat:

«‘Para Allah es lo que hay en los cielos y en la Tierra. Y tanto lo que manifestáis como lo que ocultáis en vosotros mismos, Allah os lo tendrá en cuenta, de acuerdo con la intención con que lo hicisteis’». Esto se hizo acuciante para los compañeros del Mensajero de Allah. Así que fueron a él y le dijeron: ‘¡Oh Mensajero de Allah! Se nos ha impuesto algo que somos capaces de llevar a cabo: la oración, el Yihád, el ayuno, y la sádaqa. Y te ha sido revelada esta ayat que no podemos soportar’.

Dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘¿Queréis decir lo mismo que dijeron los que os precedieron: oímos y desobedecemos?’ Sin embargo, decid: ‘Oímos y obedecemos, perdónanos Señor nuestro y a Ti volveremos.’

Y cuando el pueblo leyó y asumió los signos de Allah, Altísimo sea, descendió a continuación:

«‘Ha creído el Mensajero en lo que le ha sido revelado de su Señor, así como los creyentes. Todos han creído en Allah, Sus Angeles, Sus Libros, Sus Enviados y no hacemos distinciones entre ellos. Y dijeron: oímos y obedecemos, te pedimos el perdón Señor nuestro y a Ti volveremos.’»

Y cuando hicieron esto, Allah, Altísimo sea, la abrogó haciendo descender una nueva ayat aclarando la anterior, que venía a aliviar la carga y esto sin el castigo por los pensamientos o inclinaciones o la crisis que sucede dentro de uno mismo y por lo tanto no es adquirido, como decía la ayat anterior. Así reveló Allah, Altísimo sea: ‘Allah no carga a cada uno con más de lo que pueda soportar. Para él lo que ha adquirido honestamente. Y contra él lo que ha adquirido incorrecta o ilícitamente.

¡Señor nuestro! No nos castigues si olvidamos o erramos. No nos hagas llevar una carga como la que impusiste a los que nos precedieron.¡Señor nuestro! No nos impongas aquello que no podamos soportar. Te pedimos pues, el perdón y la misericordia. Tú eres nuestro Señor, haznos vencer sobre el pueblo incrédulo’.

Y Allah respondió a la petición."

Lo relató Muslim.


Atrás Principal Adelante