Del mandato de lo lícito y la prohibición de lo ilícito Los Jardines de los Justos

Del mandato de lo lícito y
la prohibición de lo ilícito

Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

Capítulo XXIII



Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Que seáis un pueblo que llame al bien, ordenando hacer lo lícito y prohibiendo hacer lo ilícito. Y los que tengan esas cualidades serán de los triunfadores."[1]

(La familia de Imran /104)

"Habéis sido el mejor pueblo que ha venido al mundo, ordenáis hacer lo lícito, reprobáis lo ilícito y creéis en Allah."[2]

(La familia de Imran /110)

"Acepta el perdón, manda lo reconocido como bueno y no recrimines a los ignorantes."

(El muro entre el Jardín y el Fuego /199)

"Los creyentes y las creyentes son aliados unos de de otros. Ordenan lo lícito y prohíben lo ilícito."

(El arrepentimiento /71)

"Fueron maldecidos los incrédulos de la tribu de Israel en la voz de Daud y de Jesús, hijo de María. Eso por todo cuanto se propasaban y desobedecían. No se prohibían ni reprochaban el mal que hacían. ¡Qué depravado era lo que hacían!"

(La mesa servida /78)

"Y di: Lo verdadero viene de vuestro Señor. Pues quien quiera que crea y quien no quiera que no crea."

(La cueva /29)

"Manifiesta públicamente lo que te ha sido ordenado."

(Las cámaras de piedra /94)

"Hemos salvado a los que prohibían y rechazaban el mal y hemos castigado severamente a los injustos por su desobediencia."

(El muro entre el Jardín y el Fuego /165)


Hadiz:

1. 187.

  De Abu Said al Judrí, Allah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Aquel de vosotros que vea algo ilícito que lo impida con su mano, si no puede, pues con su lengua y si no puede, con su corazón. Y esto es lo más débil del iman."

Lo relató Muslim.


2. 188.

  De Ibn Masúd, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Siempre que Allah ha enviado un profeta, anterior a mi, a un pueblo, ha habido hombres sinceros y puros que tomaran su ejemplo y se rigieran por sus mandatos.

Y después de ellos, les sucedieron otros que decían lo que no hacían. Y hacían lo que no les era ordenado. Y quien los combatió con su mano fue creyente.Y quien los combatió con su corazón fue creyente. Y quien los combatió con su lengua fue creyente. Y, tras esto, ya no queda de la fe ni un grano de mostaza."

Lo relató Muslim.


3. 189.

  De Abu Al Walid Ubada Ibn As Samit, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Hemos dado el bayá al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, para oírle y obedecerle tanto en la desgracia como en la fortuna; en lo fácil y en lo difícil; en los asuntos tanto agradables como desagradables; y hasta en la situación de cuando el gobernante goza de preferencia sobre nosotros y el trato no es igual al nuestro. Y en no discutir el mandato del gobernante, mientras no se vea una prueba clara de que ha incurrido en el kufur y que haya constancia de ella en el Corán o la Sunna. Y en decir la verdad dondequiera que estemos, sin temer, por Allah, reproche alguno."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


4. 190.

  De An Nuaman Ibn Bashir, Allah esté complacido con los dos, que dijo el Mensajero de Allah, sobre él las bendiciones y la paz:

"El ejemplo del que respeta los límites de Allah y el de quien los sobrepasa es el de cierta gente que se distribuye en un barco echándolo a suertes. A unos les toca arriba y a otros abajo. El grupo de abajo, al tener que subir para coger agua, molestaría siempre a los otros. Así que decidió abrir un agujero abajo. Con lo cual, se aliviaría el problema anterior. Sin embargo, perecerían todos ahogados si no lo impidieran los otros. O sea que, al evitar un mal menor, ocasionarían otro peor aún."

Lo relató Al Bujari.



5. 191.

  De la madre de los creyentes, Umm Salama, Hind, hija de Abu Omeya, Allah esté complacido con ella; el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, dijo:

"Tendréis como emires a unos que, a veces harán buenas acciones y otras serán incorrectos y depravados, a los que reprobaréis y aborreceréis.

Quien aborrezca y rechace aunque sea con su corazón, una acción incorrecta, está a salvo de toda falta y castigo, ya que ha cumplido con su misión. Y si además la rechaza con su lengua, mejor.

Sin embargo, quien no repvende la mala acción sino que la sigue y se complace en ella... Y preguntaron: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Es que no vamos a combatirlos?’

Dijo: ‘No, mientras hagan la oración con vosotros’."

Lo relató Muslim.


6. 192.

  De la madre de los creyentes Umm al Hakam, Zainab, Allah esté complacido con ella, que el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, entró a verla angustiado, diciendo:

La ilaha illa Allah. Ay de los árabes, por el mal que se les avecina! Hoy se ha abierto de la presa de Gog y Magog un tanto así’ (haciendo un pequeño redondel con sus dedos pulgar e índice).

Y le dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Es que vamos a perecer todos habiendo justos entre nosotros?’

Dijo: ‘Sí, si abunda la depravación’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


7. 193.

  De Abu Said al Judrí, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"Os advierto y prevengo de sentaros en los caminos o en las calles.

Y dijeron: ‘¡Oh Mensajero de Allah, no podemos prescindir de esas reuniones para hablar!’

Y dijo: ‘Pues si no lo podéis evitar, dad al camino su derecho.’

Dijeron: ¿Y cuál es el derecho del camino, oh Mensajero de Allah?’

Dijo: ‘Bajar la vista para no ver lo que os está prohibido, ni causar molestias con vuestras reuniones. Devolver el saludo. Recomendar el bien y reprobar el mal’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


8. 194.

  Be Ibn Abbas, Allah esté complacido con los dos, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Viendo un anillo de oro en la mano de un hombre, se lo sacó y lo tiró. Después dijo: ‘¿Es que quiere alguno de vosotros ir por una brasa de fuego y ponérsela en su propia mano?’

Y le dijeron al hombre, una vez que se hubo ido el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Coge tu anillo y lo aprovechas (vendiéndolo o para alguna mujer...)’

Y dijo: ‘Por Allah, que no lo cogeré nunca, una vez que ya lo ha tirado el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz’."

Lo relató Muslim.


9. 195.

  De Abu Said al Hasan al Basri, que Aid Ibn Amrin, que Allah esté complacido con él y que fue uno de los compañeros del Profeta Muhammad, Él le bendiga y le de paz, entró a ver al emir Ubaidillah Ibn Zyyad (emir de Iraq) y le aconsejó:

"¡Oh hijo mío! Yo oí decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Verdaderamente lo malo de los gobernantes es que sean despiadados y sin compasión. Te prevengo pues para que no seas uno de ellos.’

Y le contestó el emir: ‘¡Siéntate! Ya que tú no eres más que uno de los insignificantes compañeros de Muhammad, Él le bendiga y le de paz.’

Y dijo: ‘¿Es que acaso había insignificantes entre ellos? ¡Más bien los insignificantes vinieron después de ellos y fueron otros distintos a ellos!’."

Lo relató Muslim.


10. 196.

  De Hudaifah, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"¡Juro por Aquel que me tiene de su mano, que mandaréis el bien y lo correcto y rechazaréis todo mal incorrecto, si no Allah os enviará un castigo, después le suplicaríais y no os respondería!"

Lo relató At Tirmidi (Hadiz Hasan).


11. 197.

  De Abu Said al Judrí, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"El mejor Yihád es una palabra de justicia a un Sultán injusto."

Lo relataron Abu Daud y At Tirmidi (Hadiz Hasan).


12. 198.

  De Abu Abdullah Tariq Ibn Shihab Al Bayali Al Ahmasi, Allah esté complacido con &eagutel, que un hombre preguntó al Profeta, Allah le bendiga y le de paz, cuando ya había echado la pierna sobre la montura de su camello:

"’¿Cuál es el mejor Yihád?’

Dijo: ‘Una palabra justa y verdadera a un Sultán (gobernante) injusto’."

Lo relató An Nasai (Hadiz Hasan).


13. 199.

  De Ibn Masud, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:[3]

"Empezó a disminuir la fe de la tribu de Israel cuando un hombre se encontraba con otro, siendo éste desobediente y le decía: ‘Fulano, teme a Allah y deja eso, ya que no te está permitido’. Después se lo volvía a encontrar al día siguiente haciendo lo mismo y no sólo no se lo impedía sino que lo acompañaba en la comida, bebida o reunión ilícita.

Entonces, una vez que llegaron a ese estado, Allah golpeó los corazones de unos contra otros. Y después dijo: (‘Los apóstatas de la tribu de Israel fueron maldecidos por boca de David y de Jesús, hijo de María; eso por desobedecer y sobrepasar los límites. No se prohibían unos a otros el mal que hacían. ¡Qué malo era lo que hacían! Veías cómo muchos de ellos seguían a los incrédulos. ¡Qué depravado era lo que se ofrecían a sí mismos! Por ello, Allah se ha indignado con ellos y sufrirán el castigo eternamente. Si hubieran creído y tenido fe en Allah, en el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y en la Revelación que éste recibió, no habrían tomado a aquellos como amigos. Sin embargo muchos de ellos son perversos y corruptos’.)[4]

Después dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Pero no.¡Por Allah, que ordenaréis el bien y rechazaréis el mal. Reprenderéis al injusto. Y lo llevaréis a la verdad por la fuerza. Y obligaréis al cumplimiento de la verdad. Pues de lo contrario, Allah golpeará los corazones de unos contra otros y después os maldecirá como maldijo a ellos! (la tribu de Israel)’."

Lo relató Abu Daud.

 

14. 200.

  De Abu Bakr As Siddíq, Allah esté complacido con él, que, subido en el mimbar, dijo:

"¡Oh hombres! Vosotros recitáis esta ayat y la interpretáis fuera de lugar: ‘¡Creyentes! Sed precavidos vosotros mismos, no os perjudica quien se extravía mientras vosotros estéis en la guía correcta.’[5]

Y yo realmente he oído decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Cuando la gente vea al injusto y no lo repruebe o rechace con su mano, se encontrará en peligro y Allah estará a punto de enviar un castigo general a todos’."

Lo relataron Abu Daud at Tirmidi y An Nasai. (Hadiz Hasan)


Notas del Capítulo XXIII

[1] Lo lícito se refiere a todo lo que encierra un bien y lo ilícito a todo lo que encierra un mal o corrupción.

[2] Se refiere a los sahaba y a quienes siguieron su camino.

[3] Dijo Al Albani: Su transmisión es débil, pero su significado correcto. Aunque desde el punto de vista de la transmisión sea un hadiz débil, esto no quiere decir que su significado no sea correcto.

[4] (La mesa servida /78-81).

[5] La mesa servida /105. El tafsir de Saboni en esta ayat dice: "Los musulmanes iban apenados a los incrédulos deseándoles que entraran en el Islam y se les dijo entonces que se corrigieran entre ellos mismos y que caminaran por la guía recta. Y el que otros estuvieran fuera de esa guía o extraviados no les perjudicaría, mientras ellos se mantuvieran en el camino recto. Y no quiere decir que el pueblo musulmán de forma general e individual no esté obligado a establecer la ley (Sharía) de Allah en la Tierra."

Atrás Principal Adelante