De la prohibición de la injusticia Los Jardines de los Justos

De la prohibición de la injusticia
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

Capítulo XXVI



(Y la obligación de restituir los agravios o perjuicios)


Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Los injustos no tendrán ni amigo ni ningún intercesor que pueda ser aceptado."

(Perdonador /18)

"Y los injustos no tendrán quien los ayude."

(La peregrinación /71)


Hadiz:

1. 206.

  De Abu Dhar, Allah esté complacido con él que el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, relató de Allah, Altísimo sea, diciendo:

"¡Siervos míos! Yo me he prohibido a Mí mismo la injusticia y también la he prohibido entre vosotros. Así pues, no seáis injustos unos con otros.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis extraviados excepto el que Yo he guiado. Así pues, pedidme que os guíe y Yo os guiaré.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis hambrientos excepto quien yo he alimentado. Así pues, pedidme el alimento y Yo os alimentaré?.

¡Siervos míos! Todos vosotros estáis desnudos excepto quien Yo he vestido. Pedidme pues que os vista y Yo os vestiré.

¡Siervos míos! Ciertamente vosotros os equivocáis día y noche y Yo perdono todas las faltas. Pedidme pues que os perdone y Yo os perdonaré.

¡Siervos míos! Ciertamente vosotros no llegaréis a ningún mal que me perjudique ni bien que me beneficie.

!Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, tuvieseis el corazón como el más puro de vosotros, eso no haría aumentar un ápice Mi reino.

¡Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, tuvieseis el corazón como el más depravado de vosotros, eso no disminuiría un ápice Mi reino.

¡Siervos míos! Aunque todos vosotros del primero al último, hombres y genios, os juntarais en un solo territorio para pedirme, le daría a cada uno lo que necesitara sin que por ello disminuyera lo que poseo, más de lo que disminuye el mar cuando la aguja se introduce en él.

¡Siervos míos! Estas son vuestras obras. Os he hecho la cuenta. Después os daré? la recompensa por ellas. Quien encontró el bien que de alabanzas a Allah; y quien encontró el mal que no reproche a nadie sino a sí mismo."

Lo relataron Bujari y Muslim.


2. 207.

  De Yabir, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Tened cuidado con la injusticia y alejaos de ella porque verdaderamente es oscuridad para el Ultimo Día. Y os prevengo contra la avaricia y la tacañería porque hizo perecer a vuestros predecesores; les indujo a derramar su propia sangre y violaron las leyes sagradas.

Lo relató Muslim.

 

3. 208.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Pagaréis a sus legítimos dueños todos sus derechos el día del Juicio. Se contará exactamente a cada uno lo suyo, de forma que el opresor devolverá al oprimido hasta lo más mínimo, sea lo que sea. Hasta al carnero le serán devueltos los cuernos que le hayan partido."

Lo relató Muslim.


4. 209.

  De Ibn Umar, Allah esté complacido con los dos, que dijo:

"Estábamos hablando acerca de la peregrinación de despedida[1] sin saberlo, y el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, se hallaba sentado entre nosotros. Entonces alabó a Allah y lo exaltó. Después recordó la llegada del Anticristo, extendiéndose en su recuerdo y dijo: ‘No ha enviado Allah a un Profeta que no haya advertido antes a su pueblo de su llegada. Desde Noé y los Profetas que le siguieron. Y si aparece entre vosotros no os pasará desapercibido. Pues será tuerto del ojo derecho. Y su ojo será como una uva transparente. Y dirá que es Allah

¡Allah ha hecho sagrada vuestra sangre y vuestra riqueza como este día del sacrificio en este mes de la peregrinación! ¿No es así?’

Dijeron: ‘Sí’. Luego repitió tres veces: ‘Allah, tú eres testigo. ¡Cuidado con vosotros! ¡Mirad! No os volváis incrédulos y os combatáis mutuamente’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

5. 210.

  De Aisha, Allah esté complacido con ella, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Quien se apropie indebidamente de un solo palmo de tierra, tendrá su cuello rodeado por una extensión siete veces mayor."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

6. 211.

  De Abu Musa, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Verdaderamente, Allah no castiga rápidamente al tirano, pero cuando le llega su castigo no tiene escapatoria posible. Y después recitó: ‘Y así es el castigo de tu Señor que, cuando coge a un pueblo depravado, lo trata duramente’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


7. 212.

  De Muadh, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Me envió al Yemen el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, y me dijo: ‘Irás a un pueblo que son gente del Libro (judíos y cristianos) y los llamarás a que atestigüen que no hay más dios que Allah y que yo soy el Mensajero de Allah.

Si obedecen y creen en eso, enséñales que Allah les ha impuesto la obligación de cinco oraciones para cada día y noche. Y si obedecen y lo aceptan, enséñales que Allah les ha impuesto la obligación del zakat que se recoge de sus ricos, en su justa medida, para dársela a sus pobres.

Y ten cuidado con las peticiones a Allah de los oprimidos, porque no hay barrera entre ellas y Allah’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


8. 213.

  De Abu Humaid Abdurrahman Ibn Saad as Saidi, Allah esté complacido con él, que dijo:

"El Profeta, Allah le bendiga y le de paz, empleó a un hombre de la tribu de Al Azdi, conocido con el nombre de Ibn Al Lutbia, para reunir el zakat. Y cuando llegó, dijo: ‘Esto para vosotros y esto me lo han regalado para mí’.

Entonces se levantó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, subió al mimbar y dando alabanzas a Allah, dijo: ‘¡De manera que empleé a uno de vosotros para llevar a cabo una acción que Allah me ha encargado expresamente y dice: ‘¡Esto para vosotros y esto un regalo que me han hecho para mí!’.

Entonces, o bien lo cogió como soborno, o bien a causa del cargo. Ya que de estar sentado en casa de su padre y su madre no le habría llegado el regalo.[2]

Pues, por Allah, que aquel que se lleve algo sin derecho, lo llevará encima cuando llegue el Ultimo Día.

Os prevengo de que nadie de vosotros se encuentre con Allah llevando un camello berreando, una vaca mugiendo o una cabra balando.’

Después alzó sus brazos, de forma que se le veía lo blanco de las axilas, y dijo: ‘YAllah es testigo de lo que os digo’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

9. 214.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"Quien haya hecho un agravio a un hermano contra su honor, dinero o algo parecido, que lo repare enseguida, antes de que no posea ni dinar ni dirham, es decir, antes de que llegue el Ultimo Día. Pues si tiene acciones rectas en su haber, se le descontarán en relación al daño causado y si no tiene, se cogerán de las faltas del oprimido para cargárselas a él".

Lo relató Al Bujari.


10. 215.

  De Abdullah Ibn Amrin Ibn Al As, Allah esté complacido con los dos, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"El verdadero musulmán es aquel que pone a salvo a los musulmanes de su lengua y su mano.

Y el emigrante verdadero es aquel que se alejó de lo que Allah prohibió."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


11. 216.

  Y se transmitió del mismo, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Hubo un hombre llamado Kirkira que solía transportar los enseres del Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y murió. Y dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘El está en el Fuego’.

Después fueron a verlo y le encontraron con un manto de lana que se había apropiado indebidamente en un botín, antes de que se hiciera el reparto. Por lo que se considera como robo."

Lo relató Al Bujari.

 

12. 217.

  De Abu Bakar Nufaii Ibn Al Hariz, Allah esté complacido con los dos, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"Realmente el tiempo ha estado girando y ha vuelto a la forma y estado que tenía el día que Allah creó los Cielos y la Tierra: El año tiene doce meses, de ellos, cuatro son sagrados,[3] tres consecutivos, Dhul Qada, Dhul Hiyya y Muharram. Y después Rayab entre Yumada y Shaaban.

Después preguntó: ‘¿Qué mes es éste?’

Dijimos: ‘Allah y Su Mensajero saben mejor’.

Calló hasta el punto de que pensamos que lo llamaría por otro nombre. Luego dijo: ‘¿Es que no es Dhul Hiyya?’

Dijimos: ‘Claro que sí’.

‘¿Y qué país es éste?’

Dijimos: ‘Allah y Su Mensajero saben mejor’.

Calló y luego dijo: ‘¿Acaso no es Meca?’

Dijimos: ‘Claro que sí.’

‘¿Y qué día es éste?’

Dijimos: ‘Allah y Su Mensajero saben mejor.’

Calló y luego dijo: ‘¿Acaso no es el día del sacrificio?’

Dijimos: ‘Claro que sí.’

Y dijo: ‘Pues realmente vuestra sangre, riqueza y honor, es sagrado todo ello (es decir, inviolable), como lo es este día, en esta tierra y en este mes.

Y os encontraréis con vuestro Señor y os preguntará por vuestras acciones y os contará todas las faltas, grandes y pequeñas.

Y no os volváis, después de mí, como los incrédulos que luchan entre sí.’

Después dijo:

‘Y el que está presente que informe al ausente de cuanto haya oído y entendido y que tal vez lo entienda mejor que quien lo oyó directamente de mí. Y pongo a Allah por testigo de lo que os he dicho’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

13. 218.

  De Abu Umama Iyas Ibn Zaalaba Al Hárizi, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"A quien saquee a un musulmán, apropiándose de sus derechos indebidamente a través del juramento, Allah le ha destinado obligatoriamente al Fuego y le ha prohibido el Jardín.’

Y le preguntó un hombre: ‘¿Y si es algo pequeño, Mensajero de Allah?’

Dijo: ‘Aunque sea una rama de arak’.[4]"

Lo relató Muslim.

 

14. 219.

  De Adi Ibn Umaira, Allah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Aquel de vosotros que, habiéndosele encargado un trabajo, nos hubiera ocultado, aunque fuese tan sólo una aguja de coser y todo lo que esté por encima, habrá traicionado a quien depositó su confianza en él y será motivo de escándalo y vergüenza en el Día del Juicio, llevándolo a cuestas.

Entonces se levantó un hombre negro de entre los auxiliares y dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah, líbrame del trabajo que me has encomendado!’

Y dijo: ‘¿Pero, qué te pasa?’

Contestó:‘Que te he oído decir esto y aquello.’

Dijo: ‘Y ahora digo con toda seguridad: ‘A quien encarguemos un trabajo, que venga obligatoriamente con lo poco y con lo mucho. Que coja lo que se le de y se abstenga de lo que se le prohíba’."

Lo relató Muslim.

 

15. 220.

  De Umar Ibn Al Jattáb, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Cuando acaeció la batalla de Jaibar llegó un grupo de los compañeros del Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y dijeron: ‘Fulano, shahíd, fulano, shahíd’. Y cuando recordaron otro hombre dijeron: ‘Fulano, shahíd.’

Entonces dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz: ‘No, realmente yo lo he visto en el Fuego a causa de un manto de lana del que se había apoderado indebidamente’."

Lo relató Muslim.


16. 221.

  De Abu Qatada al Hariz, Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, se levantó y les recordó:

"Que el Yihád y la fe (Iman) en Allah son las mejores acciones.

Entonces se levantó un hombre y le preguntó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Se borrarían todas mis faltas si muriera combatiendo por la causa de Allah?’

Y le dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Sí, si mueres por la causa de Allah, siendo paciente, sincero y yendo hacia el combate sin huir del enemigo.’

Después dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘¿Cómo has dicho?’

Dijo: ‘¿Si muriera combatiendo por la causa de Allah, sabes si se borrarían todas mis faltas?’

Entonces dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘Sí, si mueres por la causa de Allah, siendo paciente, sincero, yendo hacia el combate sin huir del enemigo, excepto si tienes deudas. Pues el ángel Gabriel, sobre él la paz, me ha dicho eso’."

Lo relató Muslim.

.

 

17. 222.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, É?l le bendiga y le de paz:

"¿Sabéis quién es el pobre?

Dijeron: ‘Aquel de nosotros que no tiene un solo dirham ni enseres.’

Y dijo: ‘Realmente en mi pueblo el pobre es aquel que viene el Día del Juicio con oraciones en cantidad, ayuno y zakat en su haber, pero además ha insultado a éste, ha injuriado a éste otro, se ha apropiado del dinero de ése, ha derramado la sangre de aquél y ha golpeado a otro.

Y esto se le descuenta de sus buenas acciones y si se le acabaran antes de saldar la cuenta, se coge de las faltas de aquellos a los que ha traicionado y se ponen sobre él y luego es arrojado al Fuego."

Lo relató Muslim.

 

18. 223.

  De Umm Sálama, Allah esté complacido con ella, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Yo no soy sino humano como vosotros. Y realmente venís a mí para que juzgue entre vosotros. Y, tal vez, algunos de vosotros sabéis más y sois más consecuentes en la aportación de pruebas que otros. Pues yo juzgo de acuerdo con lo que oigo. Y a quien dictamine en su favor, en contra del legítimo derecho de su hermano, no le pongo sino un trozo de Fuego."

Lo relataron Al Buj60ari y Muslim.


19. 224.

  De Ibn Umar, Allah esté complacido con los dos, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"No dejará de estar el creyente bajo el perdón de Allah, mientras no ocasione derramamiento de sangre."

Lo relató Al Bujari.


20. 225.

  De Jaula, hija de Amir al Ansaria, la mujer de Hamza, Allah esté complacido con los dos, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Realmente hay hombres que se comportan de manera indebida y sin derecho alguno en relación a la riqueza de Allah, pues para ellos será el Fuego el Día del Juicio."

Lo relató Al Bujari.


Notas del Capítulo XXV

[1] Fue llamada así porque el Mensajero, Allah le bendiga y le de paz, se despidió de sus compañeros diciéndoles que tal vez no volvería a encontrarse con ellos después de ese año.

[2] El regalo para los gobernantes y empleados, por lo que representan sus cargos, es considerado soborno, por lo tanto está expresamente prohibido darlo.

[3] En los meses sagrados está prohibido iniciar una guerra.

[4] Arak: árbol espinoso cuya raíz (miswak o siwak) es usada por los musulmanes para limpiarse los dientes, cumpliendo una Sunna del Profeta Muhammad, Él le bendiga y le de paz.

Atrás Principal Adelante