De la reconciliación entre la gente Los Jardines de los Justos

De la reconciliación entre la gente
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

 Capítulo XXXI



Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"No hay ningún bien en lo mucho que se habla la gente secretamente y al oído, excepto cuando aconsejan dar con generosidad, actuar rectamente o la reconciliación entre los hombres."

(Las mujeres /114)

"Y el pacto es un bien."

(Las mujeres /128)

"Temed a Allah y poned orden entre vosotros."

(El botín /1)

"Los creyentes musulmanes no son sino hermanos, reconciliad pues, a vuestros hermanos."

(Las habitaciones /10)


Hadiz:

1. 252.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Cada día que se levanta el sol y a cada hombre le corresponde dar una sádaqa por cada una de sus articulaciones; obrar con justicia entre dos es sádaqa; ayudar a uno a subir a su montura y subirle sus cosas es sádaqa; las buenas palabras son sádaqa; cada paso que das encaminándote a la oración es sádaqa; y si apartas cualquier obstáculo del camino es sádaqa."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

2. 253.

  De Umm Kulzum, hija de Uqba, Allah esté complacido de ella, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"No es mentiroso aquel que reconcilia a los hombres recordando cosas buenas y hablando bien de ellos."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

En otra transmisión Muslim añade:

"Relató Umm Kulzum: ‘Y no he oído (el Profeta, Allah le bendiga y le de paz) que se permita decir mentira excepto en tres ocasiones: la guerra, la reconciliación entre la gente y cuando el hombre le habla a su mujer y la mujer a su marido."[1]

 

3. 254.

  De Aisha, Allah esté complacido con ella, que dijo:

"Oyó el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, unas voces muy altas de dos contendientes en la puerta; uno de los dos pedía al otro que tuviera benevolencia y que le rebajara algo la deuda o se la aplazara.

Dijo el otro: ‘¡Juro por Allah que no lo haré!’

Entonces salió el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, y dijo: ‘¿Dónde está el que jura por Allah no hacer el bien?’

Dijo: ‘¡Yo, Mensajero de Allah! Para él lo que quiera. Si quiere, le rebajo la deuda y se la aplazo’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

4. 255.

  De Abul Abbas Sahli Ibn Saad, Allah esté complacido con él, dijo que supo:

"El Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, que en la tribu de Amri Ibn Auf había diwputa entre ellos. Salió el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, con unos compañeros para reconciliarlos. Así que, se retrasó en volver hasta que llegó la hora de la oración. De tal modo que Bilal fue a Abu Bakr, Allah esté complacido con él y le dijo: ‘¡Abu Bakr! El Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, se ha visto imposibilitado de venir y el momento de la oración ha llegado. ¿Puedes hacer tú de imam con la gente?’

Dijo: ‘Sí, si quieres.’

Así que dio Bilal la orden de ponerse en pie para la oración y se adelantó Abu Bakar y dijo: ‘Allahu akbar’. Y la gente dijo: ‘Allahu akbar’. Y llegó en ese momento el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, andando entre las filas hasta llegar a la primera fila. Empezó la gente a dar palmas y Abu Bakr no se daba la vuelta en la oración para mirar. Entonces las palmas de la gente abundaron hasta que Abu Bakr giró y vio que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, estaba presente. Y él le hizo señas de que siguiera en su sitio. Pero Abu Bakr, Allah esté complacido con él, levantó su mano, dando alabanzas a Allah al ver que el Mensajero había llegado y retrocedió sin dar la espalda a la dirección de la Qibla, hasta situarse en la fila. Adelantándose el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, hizo la oración con la gente como Imám.

Cuando concluyó la oración se dirigió a la gente diciendo: ‘¿Hombres qué os pasa? ¿Por qué dais palmadas cuando os ocurre algo en la oración? Y sólo las mujeres dan palmadas. A quien le ocurra algo en la oración que diga subhana Allah, de forma que, cuando el orante oiga esto preste atención el que reza delante.’

Después dijo:

‘¿Abu Bakar qué te ha impedido rezar delante con la gente cuando yo te lo he indicado?’

Y dijo Abu Bakar: ‘No está bien para el hijo de Abu Quhafa (es decir, Abu Bakar) rezar como Imám estando presente el Profeta, Allah le bendiga y le de paz."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


Notas del Capítulo XXXI

[1] En el caso de la guerra se puede decir por ejemplo, ‘Vuestro jefe ha muerto’ o ‘Viene un gran ejército en nuestra ayuda’ cuando en realidad no es cierto, pero se puede obtener un gran beneficio. Y en el caso de los esposos por ejemplo: ‘Para mí no hay nadie más querido o querida que tú’. De esa forma aumenta el amor y la armonía entre ambos. Y no es con el propósito de engañar el uno al otro.

Atrás Principal Adelante