De los buenos sentimientos hacia los huérfanos

De los buenos sentimientos hacia los huérfanos, las niñas y el resto de los débiles
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

Capítulo XXXIII



(Del bien, la ternura, modestia y humildad para con ellos)


Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Y baja tus alas (sé humilde) para con los creyentes."

(Las cámaras de piedra /88)

"Ten paciencia en la compañía de los que recuerdan a su Señor mañana y tarde, buscando Su faz, y no apartes tus ojos de ellos."

(La cueva /28)

"En cuanto al huérfano, no le menosprecies ni te aproveches de su debilidad; y en cuanto al que busca conocimiento o el que pide, respóndele de buenas maneras y no seas brusco con él."

(La luz de media mañana /9-10)

"¿Has visto a quien desmiente el Día del Juicio?[1] Ese es el que desprecia al huérfano y no incita a dar de comer al pobre."

(Los útiles /1-3)


Hadiz:

1. 264.

  De Saad Ibn Abu Waqqas, Allah esté complacido con él, que dijo:

"Estábamos en una reunión con el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, seis pobres. Y dijeron los idólatras (nobles ricos e influyentes) al Profeta, Allah le bendiga y le de paz: ‘Echa a esos a fin de que no se comparen con nosotros (en señal de desprecio por su pobreza).’

Y estaba yo, Ibn Masud, un hombre de Hudail, Bilal y otros dos cuyos nombres no recuerdo.

Sucedió en el interior del Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, lo que Allah quiso que sucediera, meditando y reflexionando sobre el asunto. Y en ese momento Allah, Altísimo sea, le reveló: ‘Y no eches a aquellos que invocan y recuerdan a su Señor día y noche, buscando la faz de Allah’."

Lo relató Muslim.


2. 265.

  De Abu Hubaira Aid Ibn Amrin al Muzani, Allah esté complacido con él y uno de los que dieron el bayá al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, bajo el árbol en el pacto de Hudaibiya, que dijo:

"Ciertamente, Abu Sufian, siendo aún de los incrédulos, pasó junto a Salman, Suhaib, Bilal y otros de entre los pobres. Y dijeron a Abu Sufian: ‘Las espadas de Allah todavía no han tomado de tí el derecho que Le corresponde’ (refiriéndose a Abu Sufian).

Y dijo Abu Bakar, Allah esté complacido con él: ‘¿Decís esto a un anciano y jefe de la tribu de Quraish?’

Después fue al Profeta, Allah le bendiga y le de paz y le informó de lo sucedido. Y dijo: ‘¡Abu Bakar! Tal vez les has enojado. Y si les has enojado a ellos también has enojado a tu Señor.’

Así que fue solícito a ellos diciendo: ‘¡Oh hermanos! ¿Yo os he enojado?’

Dijeron: ‘No. Y que Allah te perdone, hermano’."

Lo relató Muslim.


3. 266.

  De Sahli Ibn Saad, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Yo y el tutor del huérfano en el Jardín, así. Señalando sus dedos índice y medio y separándolos."

Lo relató Al Bujari.

 

4. 267.

  De Abu Huraira, Allah se complació de él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"El tutor del huérfano, sea pariente suyo o no, y yo, como estos dos en el Jardín (y señaló sus dedos índice y medio)."

Lo relató Muslim.


5. 268.

  De Abu Huraira, Allah se complació de él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"No es pobre verdaderamente merecedor de la sádaqa el que pide a la gente y ésta le responde con uno o dos dátiles, o uno o dos bocados, sino más bien el pobre verdadero es aquel que se abstiene de pedir a la gente."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

 

6. 269.

  Y del mismo, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"Aquel que corre con los gastos de la viuda y el pobre es como el que lucha por la causa de Allah.

Dijo Abu Huraira: Pienso que dijo: ‘o como el que reza día y noche o como el que está continuamente ayunando’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


7. 270.

  Y del mismo, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"La peor de las comidas es la de la celebración de un casamiento en la que se priva a quien pueda venir por necesidad } se llama a quien no la necesita o la rechaza.

Y quien no acuda a la invitación para una celebración desobedece a Allah y a Su Mensajero."

Lo relató Muslim.


8. 271.

  De Anas, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"Vendrá el Día del Juicio y quien crió y educó a dos hijas hasta la pubertad y yo como éstos en el Jardín. Y juntó dos dedos."

Lo relató Muslim.


9. 272.

  De Aisha, Allah esté complacido con ella, que dijo:

"Vino a mí una mujer con dos hijas, pidiendo. Y no encontré más que un sólo dátil. Así que se lo di y la mujer lo partió entre sus dos hijas y no lo probó. Después se levantó y se marchó.

A continuación entró el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y le informé de lo ocurrido y dijo: ‘A quien tiene hijas a las que cuida y atiende celosamente, Allah le protege del Fuego a causa de ellas."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


10. 273.

  Y también de Aisha, Allah esté complacido con ella, que dijo:

"Vino a verme una mujer pobre llevando dos hijas consigo. Y le di tres dátiles. La mujer dio uno a cada una de ellas y se llevó el tercero a la boca, pero se lo pidieron también sus dos hijas. Así que partió el dátil que se quería comer ella en dos mitades para las dos hijas.

Me asombré de su comportamiento y le mencioné el caso al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, que dijo: ‘Verdaderamente Allah le ha concedido el Jardín por ese hecho o la ha librado del Fuego por ese mismo hecho."

Lo relató Muslim.


11. 274.

  De Abu Shuraih Juwailid Ibn Amrin, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"¡Oh Allah! Yo perseguiré a todo aquel que prive de sus derechos a dos clases de personas débiles: al huérfano y a la mujer."

Lo relató An Nasai (Hadiz Hasan).


12. 275.

  De Musab Ibn Saad Ibn Abu Waqqas, Allah esté complacido con los dos, que dijo:

"Pensó Saad (es decir, su padre) que tenía preferencia en el reparto del botín por su valentía sobre otro que era débil. Y dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz: ‘¿Acaso Allah os ayudaría a vencer y os proveería si no fuera por los débiles que hay entre vosotros?’."[2]

Lo relató Al Bujari.


13. 276.

  De Abu Dardá, Allah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Obtendréis mi complacencia si ponéis vuestro cuidado y esmero para con los débiles. Ayudadme a corresponderlos. Ya que verdaderamente se os proveerá y se os ayudará en la victoria por vuestros débiles’."

Lo relató Abu Daud.


Notas del Capítulo XXXIII

[1] Y por consiguiente también desmiente la recompensa del premio y del castigo.

[2] Esta respuesta representa una prueba de modestia para el fuerte. Pues si el fuerte contribuye a la victoria con su valentía, el débil lo hace con su sinceridad en la súplica y con su recogimiento en la adoración.

Atrás Principal Adelante