De la verdad Los Jardines de los Justos

De la verdad
Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi. Capítulo IV


Dicen los Ulamá acerca de la verdad: correspondencia de la información con la realidad y la mentira es su contrario. Y también, abarca tanto lo externo como lo interno, lo secreto y lo público.

Sagrado Corán

Dijo Allah, Altísimo sea:

"¡Oh creyentes, temed a Allah y estad entre los veraces!"

(At-Tawba /119).

"¡Por los veraces y por las veraces!"

(Los partidos /35).

"Si hubieran dicho la verdad a Allah, habría sido mejor para ellos."

(Muhammad /21).

"Y no les fue ordenado sino que adorasen a Allah sinceramente y no a otro, como verdaderos creyentes. Que hicieran el salat y que pagaran el zakat. Y ese es el verdadero y valioso Din."

(La prueba clara /5)

"Allah no obtendrá de vosotros ni la carne ni la sangre de vuestro sacrificio sino vuestra verdadera intención."

(La peregrinación /37)

"Tanto si lo ocultáis como si lo manifestáis, Allah sabe lo que hay en vuestros corazones."

(La familia de Imran /29)


Hadiz 

1. 54.

  Se transmitió de Ibn Masúd, Allah esté complacido con é?l que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:

"La verdad conduce a la virtud y la virtud conduce al Jardín. Y el hombre, mientras diga la verdad, será considerado veraz ante Allah. Y por otra parte, la mentira conduce al vicio. Y el vicio conduce al Fuego. Y el hombre, mientras siga mintiendo, será considerado mentiroso ante Allah."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

2. 55.

  De Abu Mulammad Al Hasan Ibn Ali Ibn Abu Talib, Allah esté complacido con los dos, que dijo:

"He aprendido del Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, su dicho: ‘Deja aquello que te hace dudar de su licitud y encamínate a lo que no te hace dudar. Pues la verdad realmente es tranquilidad, sosiego y paz interna; y la mentira, duda’."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Sahih).

3. 56.

  De Abu Sufian Ibn Harb, Allah esté complacido con él que en su largo hadiz sobre la historia de Hércules dijo:

"¿Qué os manda hacer? Es decir, el Profeta Muhammad, Allah le bendiga y le de paz.

Dijo Abu Sufian: ‘Dice, Adorad a Allah sólamente, sin asociarle nada y dejad lo que dicen vuestros padres sobre la adoración de ídolos y demás costumbres de Yahilía. Y nos ordena hacer la oración, ser veraces, honrados y mantener buenas relaciones familiares’."[1]

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

4. 57.

  De Abu Zabit Sahli Ibn Hunaif, que estuvo en la batalla de Badr, Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, É?l le bendiga y le de paz, dijo:

"Quien pidiera a Allah sinceramente, morir por Él en la batalla, Él lo elevaría a la categoría de slahíd, aunque finalmente muriera en su lecho."

Lo relató Muslim.

5. 58.

  De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, dijo:

"Uno de los profetas anteriores, las bendiciones y la paz de Allah sean sobre ellos, sostuvo una batalla y después habló a su pueblo diciendo:

‘No podrá seguirme aquel que quiso casarse y no consumó el matrimonio. Ni tampoco aquel que construyó una casa y no le hizo el tejado. Ni tampoco aquel que compró corderos y camellos, pero sólo se preocupó de esperar a las crías.’

Estando en plena conquista cerca de la ciudad a la hora de la oración de la tarde aproximadamente, dijo al sol: ‘Tú obedeces a unos mandatos y yo obedezco a unos mandatos. ¡Oh Allah, hazlo detenerse para nosotros!’.

Así pues, el wol we detuvo hasta que Allah le dio la victoria sobre el enemigo.

Entonces, reunió el botín para ofrecerlo como sacrificio y purificación para Allah. Y cuando llegó y se acercó el fuego para comerse el botín, no lo probó.

Dijo el profeta: ‘Entre vosotros hay traicioneros con el botín. Que venga a rendirme homenaje un hombre de cada tribu’. Y al darle la mano un hombre, se quedó pegada con la suya.

Y volvió a decir: ‘Hay traidores entre vosotros. Que venga, pues, toda tu tribu’. Entonces, se quedó pegada la mano de dos o tres hombres con la suya.

Y dijo: ‘Hay traición en estos hombres’. Entonces vinieron con la cabeza de una vaca, motivo de la traición.

Así pues, reunió el botín, llegó el fuego y se lo comió. ‘Pues no les estaba permitido quedarse con el botín a los que nos precedieron, dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, sin embargo a nosotros se nos ha permitido, al ver nuestra debilidad e incapacidad’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

6. 59.

  De Abu Jalid Hakim Ibn Hizam, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:

"Tanto el vendedor como el comprador tienen la palabra sobre la anulación de la compra o venta, mientras no concluyan y se separen. Y si son veraces y claros en los defectos de la mercancía, si los tuviere, por ejemplo, wería bendecida su compra o venta. Pero, si ocultan algo o mienten, perdería toda báraka (bendición) el trato de compra o venta."[2]

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


Notas del Capítulo IV

[1] Esto es parte del hadiz en el que se relata la carta que envió el Profeta, Allah le bendiga y le de paz, a Hércules (Qaisar), rey de los romanos, invitándolo al Islam en el año sexto de la Hiyra.

[2] Lo mismo que el comerciante es bendecido en su operación, si es veraz en la venta de su mercancía y no trata de engañar, de la misma forma, el siervo que cumple verazmente con las obligaciones para con su Señor, sin tratar de engañarle, por ejemplo, buscando que lo vean los demás, en los actos de adoración, recibe la bendición a su práctica y es recompensado por ello. Y la verdad puede ser de varias clases: La verdad en la fe, en la palabra, en la petición, en la observación de Allah y en la compraventa.


Atrás Principal Adelante