Las Trampas de Iblis

Las Trampas de Iblis (El Diablo)

de At‑Tafseer Al‑Qayyim por Shaikh lbn Al‑Qayyim (La revista Al‑Hijra)



Es imposible tratar completamente con una sola de los males de Iblees, y menos todas. Los males de Iblees son de tres tipos, Iblees persigue al hijo de Adán hasta que haga una o mas de estos seis males.

 

El primer mal es la de Kufir o Shirk y el de odiar a Allah y Su Mensajero sallallaahu alayhí wa sallam. Sí logra esto del hijo de Adán, su llanto se reduce, y descansa del sufrir que le causaba tal hombre. Es mas, esto es lo primero que quiere Iblees del que adora a Allah (al‑Abd). Si Iblees logra esto, hace a una persona mas parte de su ejercito, se hace uno de sus soldados, y lo manda como uno de sus agentes en contra de otros seres humanos. Entonces esta persona se hace uno de los diputados o los que llaman a Iblees.

 

Si se desespera de poder seducirlo con el primer mal, y si es esta persona es una de los que fue escrito que iba a hacer Muslim en la matriz de su madre, entonces Iblees intenta con el segundo tipo de mal o maldad. Y este es el Bid'ah (Innovación). Iblees ama a el Bid'ah mas que el libertinaje y desobediencia porque el mal del Bid'ah es en la esencia de la Religión. Es mas es un pecado por el que uno no se puede arrepentir y es en contra del llamado de los mensajeros y es un llamado diferente al que nos dio el Ar‑Rasool. Bid'ah es una puerta a Kufr o Shirk. Entonces, si Iblees logra que una persona haga Bid'ah haciéndolo uno de sus agentes de Bid'ah, también logra hacerlo uno de sus agentes y uno de los que hace su llamado.

 

Si Iblees fracasa y no logra atrapar a Al‑'Abd en esta clase, y si es uno de los que Allah le dio el regalo del As-­Sunnah y el odio por la gente de Bid'ah y del error, entonces intenta Iblees con el tercer tipo de mal, la cual es el de los pecados grandes en sus distintas variaciones.

 

Iblees es muy ansioso de ayudar a una persona a caer en los pecados grandes, especialmente si es un sabio que la gente sigue. Iblees desea esto porque quiere alejar a la gente de tal persona y quiere la propagación de su pecado y su desobediencia entre la gente.

 

El usa algunas gentes como sus agentes para enterar a la gente de el pecado de tal persona y la gente que habla el pecado creen que esto los ayudara a acercarse a Allah. Pero estas gentes son bs diputados de Iblees sin saberlo. Para los que les gusta propagar la abominación entre los creyentes hay una gran castigo en esta vida y la de el Mas Allá especialmente si toman este cargo de propagar pecados, no por consejo, si no por obedecer a Iblees y por ser su agente. Todo esto es para repelar a la gente de el Sabio y sus beneficios.

 

Es mas los pecados de esta persona (el sabio), aun que lleguen al cielo, son menos para Allah que los pecados de los que les gusta dar a conocer los pecados. Los pecados del sabio son un mal que se hace a el mismo. Si el busca el perdón de Allah y se arrepiente, Allah le cambiar sus malas obras a buenas obras. Pero, el pecado de los que dan a conocer los pecados le hacen un mal a los creyentes por buscar sus errores con la intención de propagarlas. Allah esta viendo de cerca, y El conoce su emboscada. Nada que se esconde en el pecho o alma esta escondido de Allah.

 

Si Iblees no puede agarrar a Al‑'Abd con esto entonces procede con el cuarto tipo, o pecados menores. Estos pecados pueden arruinar una persona si se acumulan. Por esto Ar‑Rasool  sallallaahu alayhí wa sallam dijo, 'Tengamos cuidado con los pecados menores, porque la parábola de los pecados menores es como unas gentes que fueron al desierto..."Luego el Ar‑Rasool  sallallaahu alayhí wa sallam menciono un Hadeeth el significado del cual es que cada uno trajo un palo de madera hasta que habían hecho una gran fogata (así igual los pecados menores se van acumulando hasta que se hacen una gran pecado.) La persona considera el asunto de los pecados menores con tranquilidad hasta el punto que los considera sin consecuencia. Entonces, una persona que comete pecados grandes pero teme su consecuencia esta en una mejor condición que el.

 

Si Al‑'Abd no ha dejado que Iblees lo atrape en este nivel, entonces procede con el quinto nivel.

 

El quinto nivel es ocuparlo con lo permitido que no le da recompensa o castigo. Sin embargo, el castigo en este nivel es causado por la recompensa que dejo dejar pasar por estar ocupado con estas obras. Si Al‑'Abd no ha dejado que Iblees tenga éxito en este nivel,

 

y se cuida con su tiempo, siendo codicioso con el, sabiendo el valor de momentos, y sabe el valor de lo que viene de la comodidad o dolor, Iblees lo transfiere al sexto nivel. El sexto tipo es ocuparlo con obras de menos recompensa para alegarlo de la virtud y prevenirlo de obtener la recompensa de la obra favorecida.

 

Entonces, lo ordena a hacer una buena obra con menos recompensa si esto incluye hacer a un lado una obra mejor. Muy poca gente sabe de esto. Porque si una persona siente un fuerte deseo de hacer algún tipo de obediencia, no duda que es verdadera obediencia y que se esta

 

acercando a Allah. Nunca cree que este llamado viene de Iblees porque cree que Iblees nunca llama a hacer el bien. Entonces cree que este llamado es de Allah. La verdad es que tiene excusa porque el nunca supo que Iblees lo llamara a setenta puertas de buenas obras o para acercarlo a una puerta del mal o para dejar que una obra mejor de estas setenta obras lo dejara pasar sin hacerla.

 

Esto no se puede saber mas que con la luz de Allah, un luz que pone en el corazón del Al-Abd. La fuente de este tipo de conocimiento es seguir el camino de Ar‑Rasool  sallallaahu alayhí wa sallam y el cuidar el nivel de obras para Allah, fijarse cuales fueron las obras de Sus

 

favorecidos, Cuales son las obras que mas plazcan a Allah, y los que sean de beneficio para Al‑'Abd, y las obras que tiene mas Nasseehah (el ser guiado) por Allah, Su Rasool, Su Libro, Sus adoradores creyentes. Nadie üene este conocimiento mas que los que heredan a Ar‑Rasool  sallallaahu alayhí wa sallam , los diputados en el Ummah, y descendencia en la tierra. Lo que es aparte es que la mayoría de la creación no les deja saber esto. Este llamado no viene a su corazón. Allah le da Su favor al que El quiera entre Sus adoradores.

 

Si Al‑Ábd no deja que Iblees lo atrape en cualquiera de estos seis niveles, y si es difícil para Iblees, entonces el manda su partido de Jinn y seres humanos con diferentes tipos de daño, difamándolo como incrédulo, diciéndole que es mal guiado y un Innovador, advirtiendo la gente contra el, con la intención de debilitarlo y perturbar su corazón. Iblees, con estos métodos trata de confundir el pensamiento de tal persona y tratar de hacer que la gente no beneficie de el. Entonces Iblees hace su mayor esfuerzo para darles poder a los defensores de la falsedad, entre los seres humanos y Jinn, contra esta persona. Entonces el creyente esta en guerra hasta la muerte. Cuando quiera que se de por vencido acaba lastimado o cautivo. Entonces el creyente esta en Jihad hasta que se encuentre con Allah,

 

Finalmente, espero que tomen nota de este capitulo y piensen en su beneficio. Es mas hagan de este conocimiento su balanza para medir a la gente y las obras. Esto muestra realidades universales y el nivel de la gente. Allah es al que le busco ayuda, y de soy dependiente.



Atrás

Principal

Adelante

Revista (Tagreeb‑ul‑Jahl) Jam'iat Ihyaa' Minhaaj al‑Sunnah, PO Box 24, Ipswich, Suffolk, IP3 8DE

  Tel/Fax: 01473 251578 ‑Intl. Tel/Fax: +44 1473 251578