EL VERDADERO HOGAR PROMETIDO A LOS CREYENTES

EL VERDADERO HOGAR PROMETIDO A LOS CREYENTES:

 EL PARAÍSO



“Nadie sabe la alegría reservada a ellos en retribución a sus obras.” (Corán 32 : 17)  

   El Paraíso, es el lugar prometido a los creyentes por creer en Allah, y por su devoción a Él. El Paraíso, como ha sido descrito en muchos versos, es un lugar envuelto en muchas bendiciones y es una residencia de eterna gloria. Allah, premia a los creyentes con el paraíso como compensación por sus obras en este mundo.

 

   El Paraíso, es un lugar en donde el atributo de Allah de “Misericordioso” (la misericordia de Aquel es exclusiva de los creyentes, el Más Misericordioso, El cual premia a aquellos que usaron apropiadamente Sus bendiciones con más bendiciones superiores y eternas), es revelado. El Paraíso, es un hogar de delicias que tiene todo lo que el alma de una persona puede desear y aún más como se describe en los versos.

 

   En la mente de algunas personas, la palabra “paraíso”, evoca nociones limitadas, ya que suponen el paraíso como un lugar de belleza natural así como de una pradera de delicias. Sin embargo, existe una gran diferencia entre esta noción limitada del paraíso y la descrita en el Corán:

 

“Se harán circular entre ellos platos de oro y copas, que contendrán todo lo que cada uno desee, deleite de los ojos. “Estaréis allí eternamente.” (Corán 43 : 71).  

 

  En otro verso se nos ha dicho que en el paraíso hay más de lo que un hombre puede desear:  

 “Tendrán allí cuanto deseen y aún dispondremos de más”. (Corán 50 : 35). 

   En otras palabras, al contrario de la creencia general, el Paraíso tiene numerosas bendiciones que ofrecer, bendiciones tales que jamás han sido vistas por los seres humanos a través de su vida en este mundo y aún inimaginables a ellos. Los creyentes serán recompensados con vida eterna en el Paraíso en recompensa por su obediencia a Allah, en la vida en este mundo y por haber vivido de acuerdo a Sus deseos.  

    El Paraíso, que ha sido prometido a los creyentes es descrito en varios versos:  

“Anuncia la buena nueva a quienes creen y obran bien: tendrán jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. Siempre que se les dé como sustento algún fruto de ellos, dirán: “Esto es igual que lo que nos ha dado antes”.Pero se les dará algo sólo parecido. Tendrán esposas purificadas y estarán allí eternamente.” (Corán 2 : 25)

 

“Los temerosos de Allah, estarán entre jardines y fuentes. “¡Entrad en ellos, en paz, seguros!” Extirparemos el rencor que quede en sus pechos. Serán como hermanos, en lechos, unos enfrente de otros. Allí no sufrirán pena, ni serán expulsados.” (Corán 15 : 45-48).

 

“ Para esos serán los jardines del edén, por cuyos bajos fluyen arroyos. Se les adornarán allí con brazaletes de oro, se les vestirá de satén y brocado verdes, estarán allí reclinados en divanes. ¡Qué agradable recompensa y qué bello lugar de descanso!” (Corán 18: 31)

 

“Ese día, los moradores del Jardín tendrán una ocupación feliz. Ellos y sus esposas estarán a la sombra, reclinados en sofás. Tendrán allí fruta y lo que deseen.” (Corán 36: 55-58)

 

“Los que teman a Allah, estarán en cambio, en lugar seguro, entre jardines y fuentes, vestidos de satén y de brocado, unos enfrente de otros. Así será. Y les daremos por esposas a huríes de grandes ojos. Pedirán allí seguridad, toda clase de frutas. No gustarán allí otra muerte que la primera y Él les preservará del castigo del fuego de la gehena (el infierno), como favor de tu Señor. ¡Ese es el éxito grandioso! (Corán 44: 51-57)

 

“A quienes hayan creído y hecho el bien hemos de alojarles en el Jardín, eternamente, en cámaras altas, a cuyos pies fluyen arroyos. ¡Qué grata es la recompensa de los que obran bien, que tienen paciencia y confían en su Señor!” (Corán 29: 58)  

UNA ADVERTENCIA PARA AQUELLOS QUE SERÁN SALVADOS DEL TORMENTO SIN FIN.  

   Es verdad, que cualquiera es libre de vivir la vida como desee en este mundo y de escoger qué camino quiere. Nadie  tiene el derecho de  presionar a otro. Sin embargo, como creyentes en la existencia y eterna justicia de Allah, es nuestro solemne deber de advertir a esa gente que rechaza a Allah, y que no están concientes de su estado actual. Allah, nos ha informado de los erio de este estado en el que esta gente está: 

 “¿Quien es mejor: quien ha cimentado su edificio en el temor de Allah y en Su satisfacción o quien lo ha cimentado al borde de una escarpa desgastada por la acción del agua y desmoronizada, que se derrumba arrastrándole al fuego de la gehena? Allah no dirige al pueblo impío.” ( Corán 9: 109)

La gente que deliberadamente le da la espalda a las palabras de Allah, o que inconscientemente rechaza a su propio Creador, no tendrá salvación en el más allá. 

 Si no se arrepienten y son guiados a Allah, Él cual los creó, sufrirán las más grandes penalidades posibles. La pena eterna que les espera esta citada en el Corán:

 

 “En cambio, los que no creen en Nuestros signos, esos son los de la izquierda. Se cerrará un fuego sobre ellos.” (Corán 90 : 19-20)  

   El camino para librarse de la pena eterna y para merecer el paraíso eterno es evidente:  

Tener fe sincera en Allah antes de que sea demasiado tarde.

Pasarse la vida buscando agradarlo.


Atrás Principal Adelante