AS ZAKAT

AS ZAKAT ~ La contribución fiscal 



El Zakát es un acto cultual y una contribución fiscal destinada a mejorar la situación económica de ciertos sectores de la sociedad o bien a subvencionar actividades específicas puestas al servicio del bien común.

El sistema económico musulmán se basa en una filosofía que tiende a impedir la mala distribución de la riqueza, la formación de sociedades con clases ricas y pobres y la acumulación de fortunas en mano de grupos que monopolizan la economía de la Nación.

Sin embargo, esta política económica se  distancia del comunismo, pues se basa en el reconocimiento del derecho del individuo a tener acceso libre a la riqueza, explotando su energía y su inteligencia en el campo de la economía y el comercio. No limita sus aspiraciones económicas siempre y cuando haga muestra de honradez y transparencia.

La actividad económica en el Islam tiene vía libre si no son violados los límites de la legalidad. El derecho del trabajador, el derecho del estado, la procedencia legal del capital y la inversión legal, son todos factores a tener muy en cuenta cuando un musulmán maneja una actividad económica de cualquier tipo.

El sistema económico musulmán es parte integrante de la institución islámica erigida sobre la Sharí'a que emana  del Credo musulmán. Por ende, negar   el Zakát (contribución fiscal) es contradecir  uno de los cinco pilares de la creencia islámica.
El Zakát no es el único soporte de la economía financiera del Islam, sino una de las  partes más importantes de la misma.

Allah, Exaltado sea, expresa en el Sagrado Corán:

"Y (ayuda) a quienes, si les consolidamos en la tierra, establecen la oración  (Salát), abonan el Zakát, convocan al bien y prohiben el mal" (22:41)
Y también:
"Toma de sus bienes una limosna (Zakát) para que los purifiques y los bendigas y, ruegues por ellos..."(9:103)
 

Objetivos del  Zakát
 

Entre los objetivos más destacados del Zakát, mencionamos:

-Agilizar la economía nacional.
-Garantizar la fluidez y la rapidez de la circulación monetaria.
-Incitar a la inversión económica
-Impedir la inflación y el desempleo.
-Crear un ambiente de solidaridad basado en el derecho, y no en la bondad,
 entre los ricos y pobres.
 

Para que los bienes sean deducibles, tendrán que  reunir dos condiciones básicas:

 -(An Nisáb) mínimo imponible, a partir del cual se deduce el Zakát.
 -(Al Haul) tiempo de tenencia, que es el período que se cuenta para deducir el Zakát, mas conocido como año financiero. El bien tasado debe ser propiedad de la persona por todo ese período.
   

Bienes sometidos al Zakát y sus respectivas deducciones
 

La deducción del Zakát se basa en la declaración de la renta per cápita, y  de las existencias. No se deduce el Zakát de la vivienda propia, de los medios de transporte privado y de los medios de producción. Así pues, los bienes deducibles para aplicar el Zakát correspondiente son:
 

Capital activo……………….2,5 %
Bienes inmobiliarios ………..2,5% de su rentabilidad.
Ganados y cosechas…………se deducen en género.
 

An Nisáb, según lo establecido anteriormente, es el mínimo imponible o umbral deducible, y está en relación con el género en cuestión;  en general es todo lo que sobrepase el consumo personal y familiar y que quede inmovilizado durante un año lunar (año financiero).

Nisáb ud dahab ual fiddha. (El Nisab del oro y plata)
Las alhajas (de oro, plata y similares) son deducibles si están destinadas al ahorro o al comercio.
Para más detalles, se deberá consultar con un manual de Zakát aunque citaremos algunos ejemplos:
El mínimo imponible de oro(Au) que posea un musulmán, es de 90 gramos puros. A partir de esa cantidad, pagará el 2,5% anualmente.
En cuanto a la plata (Ag) es a partir de los 600 gramos.

Nisáb ul ganam. ( El Nisáb del ovino)
A partir de 40 cabezas, se entrega una oveja.
A partir de las 121 cabezas, se entregan dos ovejas.
A partir de 201, se entregarán tres.
A partir de 301 se entregarán 1 oveja por cada 100.

El pago será con cabezas adultas y se hará una vez al año ( el haul es de un año lunar)

Nisáb ul baqar. ( El Nisáb del ganado bovino)
A partir de las 30 cabezas, se entregará un novillo de un año.
A partir de las 40 cabezas, se entregará una vaca de dos años.
A partir de las 60 cabezas, se pagará un novillo por cada 30 cabezas ó una vaca de dos años por cada 40

El pago, se realiza del mismo modo que el caso anterior.

Niasáb ut tiyára. (El Nisáb de los productos comerciales)

Las mercaderías para comercio se contabilizan según su valor en dinero en efectivo y se les aplica el mismo Nisáb del oro y de la plata. Por lo tanto, anualmente se deducen el 2,5% de su valor en monedas para entregarlo a sus destinatarios.

Nisáb uz Zuru'. (El Nisáb de los cultivos y las frutas)
El mínimo deducible de los cultivos es de 635 kilogramos de productos cosechados. Si el cultivo es irrigado naturalmente, sin costo alguno, se pagará el 10% del valor total de lo cosechado. Si el riego implica algún costo, se pagará 5% del valor total de la cosecha. El tiempo de pago es inmediatamente después de la misma.

Destinatarios y beneficiarios del Zakát
 

Allah expresa en el Sagrado Corán:

"El Zakát, es sólo para los pobres, los menesterosos, los que trabajan en su recaudación, aquellos cuya voluntad hay que captar, los cautivos, los insolventes, la causa de Allah y el viajero insolvente. Es un deber prescrito por Allah, Allah es Omnisapiente, Sabio" (9:60)
 

En ausencia de una autoridad competente en materia de distribución del Zakát, será distribuido por la misma persona a los siguientes beneficiarios, según un criterio de preferencia sobre los más necesitados.
Los grupos de beneficiarios son:
1 - Al fuqará: Los pobres. Aquellos que no cubren sus necesidades económicas esenciales.

2 - Al masakín: Los menesterosos. Aquellos que tienen un dinero mínimo, pero que no les basta para satisfacer sus necesidades económicas esenciales.

3 - Al 'amilína 'alaiha: Los funcionarios públicos. O sea, para cubrir los sueldos de los inspectores y otros funcionarios encargados del zakát.

4 - Al muallafati qulúbuhum: Los de islamización reciente. Aquellos que necesitan tiempo y medios para rehacer sus vidas en una comunidad a la cual recién se afilian. Estos nuevos musulmanes gozarán de una especie de protección  general, hasta que se conviertan en miembros habilitados activos y conscientes de su rol dentro de la sociedad islámica.

5 - Fir riqáb: Para redimir los esclavos y/o prisioneros. Aquellos que necesitan pagar un rescate para obtener su libertad. Este apartado del Zakát ha logrado, a  lo largo del tiempo, terminar  con la esclavitud convencional y con el cautiverio.

6 - Al garimín: Los Endeudados. Son aquellos endeudados por fuerza mayor e insolventes que no pueden cancelar su deuda, por no tener más bienes que vender.

7 - Fi Sabilillah: Por la causa de Dios. Es para subvencionar proyectos nacionales para el bien común.

8  - Ibnus sabíl: Los viajeros insolventes. Viajeros que por cualquier razón, no poseen los medios para continuar su viaje.
 

 

Zakát ul Fitr: El Zakát del 'Id de Ramadán:

Es una contribución social per cápita, que consta de una cantidad fija, pagada por todo musulmán poseedor de un mínimo suficiente para sostenerse, y por cada uno de los que están a su cargo, a favor de los que viven en peores condiciones económicas en vísperas de la festividad de Ramadán.
Este se diferencia del Zakát y no se paga en efectivo, sino en alimentos, es decir , con los alimentos almacenables que más se consumen en la zona, como ser: trigo, arroz, harina, etc. Tiene la finalidad de posibilitar al menesteroso amasar cantidades suficientes para alimentarse durante todo el año. Sin embargo, algunos sabios musulmanes sostienen que Zakát ul Fitr sea pagado en efectivo, máxime cuando existan dificultades para la compra o la utilización del género en cuestión.
La cuantía de Zakát ul Fitr, es la equivalente a 2,5 Kg./ por persona, de alimento base conservable de la zona, o su equivalente en dinero: a una familia de 5 miembros le corresponde dar: 2,5kg. x 5, es decir 12,5 Kg. de alimentos o su equivalente en efectivo.

La limosna no es Zakát, sino un acto de bondad social con los necesitados. La limosna no tiene  ni mínimo ni máximo, ni un tiempo determinado.


Atrás

Principal

Adelante